lunes, 28 de noviembre de 2011

LA TESORITO DEL BAÚL ES DEYSI FERNANDEZ QUE LE CANTA A MOQUEGUA


Cantante Deysi Fernández vive en Arequipa, pero no olvida su tierra natal



La cantante folclórica Deysi Fernández, la Tesorito del Baul, aunque viva desde hace 20 años en la ciudad Blanca de Arequipa, nunca deja de ir a su ciudad natal de Moquegua y justamente este fin de semana estará en la tierra del "cuy frito" y del "vino de Omate"  para cantarles a sus paisanos que festejarán los 470 aniversario del pueblo moqueguano.

Considerada como la hija predilecta de Moquegua, La Tesorito del Baul viene avanzando a pasos agigantados en su carrera artística y éxitos como "No renunciaré", "Te perdí" y "El cervecero" son difundidos con fuerza en radio Alegría de Arequipa y muchas emisoras moqueguanas.

"También hemos viajado a Puno, Juliaca y Tacna, pero mañana estaré en mi pueblo porque es su fiesta de aniversario y todos los paisanos llegan en caravana de todo el país"dijo Deysi, la revelación del 2011.

¿Y por qué Tesorito del Baúl?

Es que en verdad existe un cerro, el apu de nuestro de pueblo, que se llama el cerrito Baúl y se llama así porque tiene la forma de un baúl y es muy concurrido por los turistas. Entonces yo soy una tesorito de ese apu tutelar.( risas).
Deysi asegura además que su estilo es cien por ciento jaranero, fusionando el huayno con arpa y teclados. "En mi segunda producción le voy a incorporar el requinto, pero no dejaré mi estilo alegre como el tema "No renunciaré' que empieza con un alegre carnavalito de Cuchumbaya.

MANAGER Y ESPOSO

La carrera musical de Deysi tiene como respaldo a su manager y esposo, con quien vive desde hace más de 20 años y ambos vienen trabajando juntos en esta carrera que tarde o temprano les dará sus frutos. 
Ser más conocida y lograr viajar por muchos lugares del país.
Yo creo que la artista -de cualquier género- es lograr que sus canciones lleguen a todos los rincones del país, a través de sus discos compactos o la difusión de éstos en las emisoras del país. Pero la radio, en nuestro país está, prácticamente, secuestrada por un puñado de empresarios que sólo difunden la música que les conviene. Por eso, lo repito mil veces, aparecen las radios populares o piratas que tienen esa función de apoyar a sus paisanos cantantes, al margen de esta ley de telecomunicaciones que sólo avalan a las radios poderosas.
Pero, es grato ver, también que  artistas como Deysi, no se amilanan o se desaniman ante esta realidad y trabajan duro y parejo para que sus canciones se escuchen en todas partes. 
Al menos, hasta ahora, este medio, es democrático y aún no ha sido secuestrado por las grandes corporaciones. Ojalá que eso no se de, en tanto seguimos apoyando a los nuevos valores de nuestra música andina.