sábado, 16 de enero de 2010

EL PEQUEÑO LECHUCERO






Willy Flores alegra las madrugadas de miles de personas a través de radio Panamericana
El pequeño Lechucero



Llega la noche, mejor dicho la madrugada . Mientras miles de trabajadores se prestan a dormir, él sale en un taxi de su casa directo a su trabajo. Mientras miles de personas cierran los ojos, él los abre tan grandes que parece un loco chiflado.Mientras miles de personas se callan, no hablan, se quedan plàcidamente dormidos, él empieza hablar, a parlotear para dar inicio a una jornada màs de su trabajo como radioloro noctàmbulo, lechucero y madrugador de radio Panamericana .



Son la una y punto de la madrugada. Esta vez, nos tocó trasnochar y estar con el chiquito, el pequeño Willy y nos saluda entusiasmado -parece despertarse por completo- con un fuerte apretón de manos.
" !! Hola que tal, toque- toque- toque... un infinito toque toque de trabalenguas sin enredarse la lengua y abre más los ojos.
-Señor buscamos al pequeño Willy?, es la pregunta que miles de oyentes le hacen cuando llegan a la radio, ubicada en San Isidro y cuando lo tienen al frente suyo le preguntan ¿. Usted es el pequeño, por favor no bromee...Usted es un gigante, le replican y todos los oyentes se asombran, no le creen al principio, pero se resignan y se matan de la risa y le preguntan de nuevo ¿ por qué le dicen el pequeño? Asu. Un pequeño que mide un metro 90, un grandazo de la radio. Pero todo el mundo lo conoce como el pequeño Willy. Y los policias, taxistas, enfermeras, guachimanes lechuceros y hasta los presos sonàmbulos de los penales lo escuchan y rìen de sus ocurrencias, sus chistes y les entretiene de una u otra forma sus vidas noctámbulas. "El nos acompaña" afirman sus fieles oyentes.






UN PEQUEÑO NORTEÑO



Desde hace 20 años , Willy Flores Olivos(36) trabaja como locutor de radio. Empezò en su tierra natal, en la cálida Piura en radio Cutavalú. Tan piurano que jamás olvida el rebuzno del burro. Y hace una mueca imitando a los gritos del piajeno norteño.
¿ La gente de la madrugada te quiere mucho?
SE engancha porque le damos mucho cariño, no estàn solos. Les cuento sus chistes, le pongo un disco que les gusta y hasta soy mensajero de sus seres queridos que viven lejos de Lima, pues la radio se escucha a nivel nacional.
¿ Chambeas de 1 a 5 de la mañana, pues alguna vez te has quedado dormido en la cabina?
Así quiera, pues aquí soy locutor y manejo las computadoras a la vez. Tengo que estar mosca con las cuñas y la publicidad de la radio. Soy un Disyokec.
El pequeño Willy se hizo conocido en radio Mar AM en donde laboró con el tìo Romàn "Ronco" Gámez y justo el tío lo bautizó como el pequeño Willy, en alusión al pequeño Juan de Robin Hood que era de gran estatura. "En Mar AM estuvimos 8 meses y luego nos pasaron a la FM y allì empecé a lo largo de diez años alegrar las madrugadas de miles de lechuceros"

FUE MIL OFICIOS



¿Pero te fuiste de Mar y trabajaste en mil oficios?
Si pues, pero doy gracias a Dios que aprendì a valorar la vida. Pero nunca dejé la radio, y emisoras como Fuego, Tropicana e Inca FM me acogieron de lo lindo .Animaba también los tonos de Aguamarina y hasta me metí en Risas de América en donde me pagaban con ropa de canje(risas).
Son las 4 de la madrugada. Las llamadas de los oyentes no cesan. A esta hora termina el bloque "La rumba del pequeño Willy" para luego pasar a "Los Cachitos de Panamericana" dirigido también por este gigatón del micrófono. Cuenta chistes colorados y pone buena mùsica: salsa clàsica, boleros y la rica cumbia. " Es un formato más pueblo que el de la mañana. Y sin lugar a dudas el pequeño Willy era el más indicado para este horario, por eso lo jalamos y lo hace muy bien" explica Michael Espíritu, el hombre cerebro de esta emisora.
Son las 5 y el reportero gràfico se muere de sueño.El pequeño Willy sigue fresco y no deja de hacer bromas, pues más tarde tiene que repartir muchos regalos a sus oyentes.Dice que no duerme y recién ronca a partir de la una de la tarde hasta las diez de la noche.
¡Debes tener mil anecdotas?
Muchas, pero te cuento una que cuando salgo de mi casa, en San Felipe Comas, hasta seis taxistas se pelean por traerme. Antes pagaba 20 soles, pues ahora me cobran 6, 7 u 8 soles. Y en el camino los taxistas me piden saludos para todo su barrio.
Y al salir de Panamericana, el taxista que nos lleva la casa tiene prendido su radio y escuchamos toque toque toque toque..!!.Ay.!!.

2 comentarios:

vaneshita dijo...

Owwwwwwwww!!!!
uee lindoo unque shaa lo conosco en persona, es un gran amigo y a la vez una gran personaa...

Anónimo dijo...

SI EL ES UNA GRAN PERSONA ESPERO ENCONTRANOS ALGUN DIA PEQUEÑO WILLY PAMELA CASTRO LA HIJA DE KEMPES Y TERESA. DE LOS ORGANO-PIURA